11.29.2014

CHANGES

Parece mentira lo que cambian nuestras vidas, las cantidad de vueltas que da y a pesar de todo, nunca deja de sorprendernos.
En el verano del año 2011, con tan solo 14 años, decidí empezar a escribir este blog. Puede que suene extraño pero dicha decisión se la debo a la bloguera Lisa Olsson, a la que empecé a seguir cuando tenía apenas 13 años. Recuerdo que fueron unas navidades, y recuerdo exactamente cuál fue la primera entrada que vi de su blog. Visitaba su blog cada día y al cabo de un tiempo pensé que yo también quería ser como ella, yo también quería compartir parte de mi vida y mi pasión por el mundillo de la moda en la web. Podría decir que ese fue el detonante de este pequeño espacio en la red dedicado a todos y cada uno de vosotros. Era joven e inexperta en la inmensidad de este mundo, pero a pesar de ello, no me faltaban ni la ilusión ni las ganas que cada día le dedicaba a mi blog y a la vida.
Oficialmente me declaro fan de la vida. Fan de todos y cada uno de esos pequeños momentos que la hacen indescriptible. Fan de las sorpresas que nos da y es que es increíble como cambian las cosas en menos de un año.
He pasado buenos y malos momentos. Digamos que mi comienzo de año no fue precisamente bueno, pero las tornas cambiaron y ahora estoy especialmente bien. Bachillerato acabó y selectividad pasó, las cosas fueron bien y ahora estudio algo que me gusta, concretamente Ingeniería Industrial en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad de Málaga. Digamos que esto fue el comienzo de una nueva etapa de mi vida, mi etapa universitaria que comenzó hace apenas un par de meses y que a saber cuando acabará (echémosle mínimo unos 6 años a la carrera). En todo este tiempo puedo decir que he conocido a personas increíbles e incluso más locas que yo (que son mis pequeños ponis), y sigo igual de bien o incluso mucho mejor con otras ciertas personillas que te alegran el día a día. Puede que a veces tenga rocecillos con ellos, pero somos humanos y eso no quita que los deje de querer, porque quiera o no, son parte de mi.
Espero que todo lo que queda por venir sea aún mejor que todo lo que he vivido estos últimos meses, y no tengo más que darle gracias a todas y cada una de las personas que me acompañan en mi día a día.

No quiero volver a decir como siempre que voy a retomar el blog y que publicaré más a menudo porque no lo puedo cumplir, la universidad me quita mucho tiempo y un blog requiere bastante. Pero si que en cuanto tenga un huequito libre intentaré publicar.
Y bueno, aquí os dejo unas fotos muy simples que me hizo mi prima hace un par de fines de semana en una de esas tardes en las que estás aburrida y no tienes nada mejor que hacer.