10.24.2011

Solo te queda sonreir...

Estás caminando, de repente oyes un fuerte estruendo, te das la vuelta y... tu vida a cambiado en un solo instante, corres a través de la multitud, a contra corriente, comienzas a llorar, desesperada, solo quieres llegar, una nube de polvo comienza a tapar tu visibilidad hasta que te envuelve. La gente te impide llegar, te atrapa y no te deja ir, peleas hasta soltarte, comienzas a estar más cerca del desastre, todo está ardiendo, en ruinas, gritas de desesperación y caes de rodillas a llorar, te vuelves a levantar y comienzas a buscarle, no puede ser, todo se fue. Te desmayas por inhalar el humo, y te despiertas en un campamento de primeros auxilios, comienzas a preguntar pero no está, no saben donde está, ni siquiera quién es, tu todo se fue en unas milésimas de segundo, te levantas y corres, corres lo más rápido que puedes, no quieres recordar, no quieres que el tiempo te atrape, no quieres vivir en ese momento... Pero alguien te para, es él, te dice que todo ha acabado, que está bien, que no le ha pasado nada, piensas que es un sueño, comienzas a llorar de alegría y le abrazas hasta despertar y descubrir que todo ha sido un simple sueño, una simple pesadilla... así que solo te queda sonreir.